El generador fotovoltaico.- Es la parte más visible de la instalación y es el encargado de transformar la energía de la radiación solar en energía eléctrica. Está compuesta por un conjunto de módulos fotovoltaicos conectados entre sí para obtener unos valores de tensión y de corriente adecuados de acuerdo con el dimensionado de la instalación. A su vez cada módulo está formado por una serie de células fotovoltaicas conectadas, que son las que realmente producen electricidad en base al efecto fotovoltaico y a las propiedades de los semiconductores.
El inversor.- Es el encargado de convertir la tensión-corriente continua en tensión-corriente de alterna. Este va en relación a la potencia de la instalación fotovoltaica o potencia nominal.