MANTENIMIENTO ELÉCTRICO INDUSTRIAL
 

En la actualidad el mantenimiento ha ido adquiriendo una importancia creciente; los adelantos tecnológicos han impuesto un mayor grado de mecanización y automatización de la producción, lo que exige un incremento constante de la calidad, por otro lado, la fuerte competencia comercial obliga a alcanzar un alto nivel de confianza del sistema de producción o servicio, a fin de que este pueda responder adecuadamente a los requerimientos del mercado.

Los tipos de mantenimiento que trataremos son:
1- Mantenimiento correctivo
a) De emergencia:
Tanto este tipo de servicio, cuanto el correctivo programado, actúan sobre hechos ciertos y el mantenimiento consistirá en reparar el fallo.
El correctivo de emergencia deberá actuar lo más rápidamente posible con el objetivo de evitar costes y daños materiales y/o humanos mayores.
b) Programado
Al igual que el anterior, corrige el fallo y actúa muchas veces ante un hecho cierto. La diferencia con el de emergencia, es que no existe el grado de apremio del anterior, sino que los trabajos pueden ser programados para ser realizados en un futuro normalmente próximo, sin interferir con las tareas de producción.

2 - Mantenimiento preventivo
Este tipo de mantenimiento trata de anticiparse a la aparición de los fallos.
Evidentemente, ningún sistema puede anticiparse a los fallos que no nos avisan por algún medio.
La base de información surge de fuentes internas a la organización y de fuentes externas a ella.
Las fuentes internas: están constituidas por los registros o historiales de reparaciones existentes en la empresa, los cuales nos informan sobre todas las tareas de mantenimiento que el bien ha sufrido durante su permanencia en nuestro poder. Se debe tener en cuenta que los bienes existentes tanto pudieron ser adquiridos como nuevos (sin uso) como usados.

 

cuadro de fuerza
3 - Mantenimiento predictivo
La mayoría de los fallos se producen lentamente y previamente, en algunos casos, arrojan indicios evidentes de una futura fallo, indicios que pueden advertirse simplemente. En otros casos, es posible advertir la tendencia a entrar en fallo de un bien, mediante el monitoreo de condición, es decir, mediante la elección, medición y seguimiento, de algunos parámetros relevantes que representan el buen funcionamiento del bien en análisis.

4 - Mantenimiento productivo total (TPM).